lunes, 24 de junio de 2013

Sí, acepto: Las mejores películas de bodas

Cuatro bodas y un funeral
Una película que vale la pena con respecto al tema bodas, la clásica comedia romántica tiene todo lo que necesita un buen cine nupcial, desde plantones de último minuto hasta curas torpes. Hugh Grant hace el papel de un terrible afectado con el apoyo de una galería de pícaros británicos confiables. Andie MacDowell, cuya carrera desde entonces ha encontrado su lugar natural en publicidades de champú, está empapada incluso antes de que empiece a llover.
Alta sociedad
Grace Kelly se ve partida al medio entre Frank Sinatra y Bing Crosby, y toma la peor decisión desde que Ingrid Bergman se fue volando en Casablanca. Alta sociedad es una versión musical de Historias de Filadelfia, y es difícil decidir cuál de las dos películas es más romántica. Aunque Historias de Filadelfia no tiene a Frank y a Bing cantando Well Did You Evah.
Luna de miel para tres
La locura vintage de Nicholas Cage como un pretendiente desesperado que trata de recuperar a su prometida del horripilante jugador James Caan. Una lección para todo hombre con problemas de compromiso: haz lo que corresponde o te encontrarás dando vueltas por Las Vegas con un montón de imitadores de Elvis.
El padre de la novia
No, no la remake de Steve Martin. No, la secuela de la remake tampoco. Estamos hablando del clásico original de 1950, que cuenta con un soberbio Spencer Tracey que se ahoga en el caos de la inminente boda de su hija Elizabeth Taylor. Tuvo suerte de no ser su verdadero padre o tendría que haber atravesado el proceso ocho veces, y dos con Richard Burton.
Mi gran casamiento griego
Una de las comedias románticas más taquilleras de todos los tiempos (la más taquillera es Hitch, muy raro), Mi gran casamiento griego es, básicamente, Romeo y Julieta con chistes. Nia Vardalos la pasa bomba como la treintañera griega que intenta persuadir a su demente familia de que el sexy maestro de inglés John Corbett es material de matrimonio.
Novia fugitiva
Los protagonistas de Mujer bonita, Julia Roberts y Richard Gere, todavía conservan un toque de esa vieja química en esta especie de continuación. Ella es la novia serial que abandona a todos los novios en el altar, él es el reportero endurecido que le sigue la pista. No hay premio por adivinar el desenlace pero vale la pena ver a Julia Roberts interpretar a un ornitorrinco.
La mejor de mis bodas
Antes de descender en el infierno de la comedia fastidiosa, Adam Sandler protagonizó esta película dulce, sin pretensiones, acerca de una ex estrella de rock devenida en cantante de bodas. Además, es la pareja perfecta de la alegre moza de Drew Barrymore, y toda persona que vivió en los ochenta va a sacudir la cadera al ritmo de la banda sonora y el vestuario terrible.
27 bodas
Katherine Heigl fue dama de honor 27 veces y ahora tiene que ver a su manipuladora hermana caminar hacia el altar con un hombre del que se está enamorando en secreto. No hay grandes sorpresas sino montones de encanto y un sentido del romance genuino y despelotado que con frecuencia falta en las comedias románticas más rimbombantes. Además, ya sabes, muchos y muchos vestidos.
La boda de mi mejor amigo
En una esquina está Julia Roberts, que se da cuenta demasiado tarde de que su mejor amigo es en verdad el amor de su vida. En la otra esquina está Cameron Diaz, la mujer con la que él se va a casar. Esto da lugar a una campaña increíblemente maliciosa de trucos sucios mientras estos dos pesos pesados compiten por el afecto de su objeto de deseo compartido. Dermot Mulroney es el muy pero muy afortunado hombre en el medio.
La princesa prometida
¿Quieres una boda de cuento de hadas? Aquí la tienes. Pero, por desgracia, la encantadora Princesa Buttercup (Robin Wright Penn) no se quiere casar con el malvado Príncipe Humperdinck. Todo depende del enamorado secreto de ella, Westley, suponiendo que él pueda escapar de la Fosa de la Desesperación y pelear contra los Roedores de Tamaño Inusual.
Siete novias para siete hermanos
Ninguna lista de bodas está completa si este musical saltarín, protagonizado por Howard Keel como el campesino fuerte y listo que sale a comprar una novia y regresa con la diosa doméstica, con voluntad de hierro, de Jane Powell. Buena música, coreografías fantásticas y tecnicolor glorioso hicieron de esta película un favorito del sábado por la tarde. Para obtener un mejor resultado, sírvala con helado.
El amor cuesta caro
Muy subestimada en su estreno, esta película de los hermanos Coen es una parodia ferozmente cínica de las comedias románticas y las películas de bodas en general. Ideal para ver cuando te acaban de dejar en el altar. Además, por supuesto, están George Clooney o Catherine Zeta Jones para fantasear, según sea tu preferencia.
Orgullo y prejuicio
Jane Austen equivale a bodas, así que no importa mucho si vez esta, Sensatez y sentimientos o Emma. Orgullo y prejuicio es la más romántica, con la Elizabeth Bennet de Keira Knightley que se niega a desvanecerse por el gruñón Darcy de Matthew McFayden. Aunque si vamos a ser terriblemente honestos, Sensatez y sentimientos es la mejor.
La boda de Muriel
A pesar de la banda de sonido de ABBA y los afiches alegres, La boda de Muriel es una película sumamente oscura y punzante que realmente se gana su punto culminante feliz. Toni Collette es la terriblemente común Muriel, la chica de Porpoise Spit, Australia que lo único que sueña es con casarse de blanco. Una comedia romántica que tiene cáncer, suicidio y un matrimonio sin amor pero aún así logra ser graciosa.
Malos pensamientos
El casamiento como pesadilla bañada en sangre: cuatro tipos se van a Las Vegas para una despedida de soltero, accidentalmente matan a una prostituta y tienen de deshacerse del cuerpo antes de que suenen las campanas de la boda. Una comedia negra terrible con cada vez más cuerpos y un giro matador de Cameron Diaz como la futura novia obsesionada con el casamiento.
La boda de Rachel
Una mirada más seria del caos del casamiento con Anne Hathaway como una adicta a las drogas en recuperación que aparece para la boda de la hermana y causa todo tipo de problemas. Esta parece una boda de verdad, y Hathaway está mucho mejor que en Guerra de novias, que por suerte no está en la lista.

0 comentarios :

Publicar un comentario