miércoles, 5 de junio de 2013

50 años de Lamborghini Parte 2

El Diablo substituyó el Countach en 1990. En un principio se ofreció sólo como un coupé, equipado con un V12 de 5.7 litros y tracción trasera. En 1993 se introdujo un modelo con tracción integral denominado VT.
Ferruccio Lamborghini murió en 1993, año en el que se comercializó esta versión SE30 del Diablo.

Aunque Lamborghini había mostrado coches descapotables, nunca había llevado a producción uno con un motor V12 bajo el capó. El primero fue el Diablo Roadster, que llegó en 1995 con su techo tipo targa.
Con un único modelo a la venta durante los 90, se necesitaba un coche más barato para aumentar los volúmenes de producción. El Cala fue la solución propuesta, con su motor V10 de 3.9 litros y caja de cambios manual de seis velocidades.
El SV de 500 CV fue un hito en la historia del Diablo. Tras la adquisición de Lamborghini por Audi en 1998, una edición de 6.0 litros y 550 CV se lanzó en el año 2000.
Sus líneas se inspiran en las de un avión de combate y su nombre no fue muy acertado, la mayoría que vio el Pregunta se cuestionó cómo el Diablo podría convertirse en algo tan feo.
Los requisitos fundamentales para la sustitución Diablo eran buena planta y un manejo de primera categoría, el único componente que se mantuvo fue el motor. El Murciélagohizo su debut en 2001.
Tras el éxito del Diablo descapotable, el Murcielago Roadster se introdujo en 2004. No ofrecía mucha protección contra los elementos, pero lo importante era fardar.
Es el coche más exitoso de la historia que ha salido de Sant’Agata, desde la aparición del Gallardo por primera vez en 2003 ha habido un motón de versiones, pero el primero montaba un  V10 de 5.0 litros y tenía tracción a las cuatro ruedas.
Hace ya una década desde que Lamborghini celebró su cumpleaños número cuarenta y entonces produjo esta edición Murcielago. Sólo cincuenta fueron vendidos a nivel mundial y únicamente traían cambios fueron cosméticos.
Lo retro estaba de moda en 2006, por lo que Lamborghini decidió volver a su pasado con el concepto de Miura. Sin duda habría vendido, pero era un guiño a un pasado muy lejano y Lamborghini siempre se ha enorgullecido de mirar hacia delante.
La versión más extrema del Murcielago fue el LP670-4 SV, que llegó pegando fuerte en 2009 gracias a sus 670 CV. Con una reducción de peso de 100 kilos, pasaba de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanzaba los 336 km/h.
En la vida del Gallardo ha habido una desconcertante variedad de ediciones, incluyendo Tricolore, Balboni, Superleggera y Super Trofeo Stradale. Uno de los más populares es el Spyder, ofrecido en LP560-2 (tracción trasera) y en LP560-4 (tracción en las cuatro ruedas).
En 2007, Lamborghini se aferró a la idea de que hiperautomóviles ultra-exclusivos podrían ser una máquina de hacer dinero real, por lo que construyó veinte ejemplares de Reventon. Se agotaron al momento. Tal éxito comercial condujo a una edición Roadster dos años más tarde, del que se fabricaron quince unidades.
Lamborghini construyó el Espada de cuatro plazas hace más de una década, pero nunca había diseñado una berlina de tres volúmenes. Viendo el Estoque se entiende por qué. Se llegó a plantear su producción, pero por suerte Lamborghini se echó atrás.
Revelado en el 2010 en el Salón de París y, aunque en origen iba a ser un unida exclusiva, la marca ha creado veinte unidades y todas están vendidas.
El Aventador tomó el relevo del Murciélago, llegando en el año 2011 con el motor más potente jamás montado en un Lamborghini de producción. Con 700 CV, el Aventador llega a los 350 km/h y hace el 0-100 en 2,9 segundos.
Para el Aventador se creó un motor V12 totalmente nuevo: una cilindrada de 6.498 cc y 700 CV de pura adrenalina.
Con todo el mundo loco por los todocamino, era cuestión de tiempo que Lamborghini se pronunciase al respecto. El Urus Concept se presentó el año pasado en el Salón de Pekín y no queda mucho para que los veamos en producción.
El último prototipo de Lamborghini es el Veneno, aunque en realidad se hicieron tres unidades, cada una de las cuales se vendió al nada desdeñable precio de tres millones de euros.
Lamborghini está sacando provecho a su cumpleaños con el Aventador 50ª Aniversario. Se producirán cien ejemplares, con un motor V12 de 720 CV y, eso sí, y sólo en este color amarillo que tanto define a la marca. ¡Feliz cumpleaños!

0 comentarios :

Publicar un comentario