jueves, 23 de mayo de 2013

Animales enamorados Parte 2

Dos pandas gigantes se miman mutuamente.

Estos dos cerdos taiwanesas oficializaron los suyo en el año del cerdo. ¡Felicidades, Sr. y Sra. Pig!

Dos elefantes asiáticos juegan con sus trompas.

Un tigre siberiano abraza a su compañero en un zoológico de China.

Los orangutanes descansan y se acurrucan.

Un par de grullas coronadas rojas japonesas se saludan.

Una jirafa africana lame a su bebé de cuatro días en el Zoológico Nacional de Malasia.

La ternura ataca de nuevo...

Una pareja de pingüinos del rey se cortejan abrazándose

Un par de cisnes negros le dan forma a esta imagen romántica.

Dos caballos juegan en un prado cubierto de nieve.

Un par de tucanes comparten un momento tierno.

Seguramente la bolsa de comida no tiene nada que ver con la repentina fiebre de afecto de este camello.

Un agorila acuna a su hija recién nacida.

Esta cierva y el carnero se casaron en un zoológico en el día de San Valentín pasado en China. ¡Felicidades, chicos locos!

Un cerdito y un tigre se acarician y acurrucan en un zoológico de Bangkok.

Un cachorro de tigre juega con una perrita en un zoológico de Siberia. La perrita, que tiene sus propios cachorros, cuidó a este tigre y a otro cachorro de tigre de Sumatra después de que la madre los ignoró.

Ninguna valla puede obstaculizar el amor de esta pareja de camello y cerdo.

Un par de palomas comparten un rápido beso en la cima de un edificio de oficinas en España.

Estos elefantes deben sentir lo que es el amor. Sus trompas forman un corazón.

Un perro y un búfalo disfrutan juntos en silencio.

Este gato doméstico deja salir su lado más salvaje con su amigo el cachorro de león.

Dos flamingos hacen público su amor.

Un mono abraza un canguro en un zoológico de Bangkok.

Dos periquitos son capturados mientras se besan.

El mono vervet de la izquierda pide a la mamá de la derecha permiso para sostener a su bebé.

Un par de pingüinos rey alimentan un cálido noviazgo en el hielo antártico.

Una orangután mamá comparte un beso con su pequeño.

¡Hey, perrittos de la pradera! Se ven lindos, pero consíganse una habitación. O una madriguera.

0 comentarios :

Publicar un comentario