sábado, 13 de octubre de 2012

Recetas para Halloween

no sabes que cocinar en Halloween aqui unas recetas

1. Deditos de la bruja
Quedan como bizcochitos, pero con almendras imitando las uñas lograrás el efecto “de miedo” típico de este día. Estos clásicos de la temporada pueden prepararse en otras versiones. Compra masa para galletitas lista para hornear y solo tendrás que darles la forma. ¿O qué tal usar perros calientes, salchichas o palitos queso o de zanahoria para hacer los deditos? Tú decides. Aquí va la receta original.
Ingredientes (para 15 deditos)
50 g de almendras en lascas (vienen en paquetitos ya cortadas) 
2 huevos
¼ de cdta. de extracto de vainilla
1 taza de mantequilla
1 taza de azúcar de repostería (glass)
5 cdas. de azúcar regular
2/3 de taza de harina
Una pizca de sal
Preparación
1. Separa la yema de un huevo y reserva la clara. Bate esa yema junto con el huevo restante y la vainilla.
2. En un recipiente mezcla la mantequilla, el azúcar de repostería, la harina y la sal. 3. 3. Une ambas mezclas, y con la batidora de mano, empareja la mezcla.  Envuelve la masa obtenida en papel encerado y déjala enfriar durante media hora.
4. Divide la maza en 15 porciones y dales forma cilíndrica, como un dedo.
5. Coloca los deditos sobre una bandeja o plancha de hornear y remátalos con una almendra en la punta imitando la una.
6. Hornea a 350º F (180º C) alrededor de 10 minutos o hasta que la masa se dore ligeramente.


2. Galletitas de jengibre con esqueleto de glaseado
Una vez que la masa esté lista, recórtala con un cortador/molde de repostería en la típica forma de muñecos de jengibre o recórtala tú misma con un cuchillo afilado. Puedes hacer gatos o cualquier otro animalito. La idea es decorarlos luego con un “esqueleto” de glaseado blanco.  
Ingredientes: (rinde unas 24 galletitas)
¾ de taza de aceite vegetal
1 taza de azúcar, más extra para amasar
1 huevo grande
¼ de taza de melaza (sirope dulce oscuro)
2 tazas de harina para todo uso, cernida
2 cdas. de soda de hornear
1 cda. de canela molida
1 cda. de jengibre molido
½ cda. de clavos de olor, molidos
½ cda. de sal
Glaseado blanco listo para usar
Boquilla fina de repostería
Preparación:
1. Precalienta el horno a 350º F (180º C). Cubre el fondo de planchas de hornear con papel encerado.
2. Con una batidora eléctrica de mano, a baja velocidad, mezcla el aceite y el azúcar hasta que se combinen bien. Añade el huevo y la melaza y sigue batiendo hasta que la mezcla quede pareja.
3. Cierne (juntos) la harina, la soda de hornear, el jengibre, los clavos de olor y la sal  e incorpora a la masa húmeda. Bate hasta que todos los ingredientes se unan bien.
4. Con un rodillo, esparce la masa y divídela en porciones. Con el cuchillo o con el molde o cortador, dales la forma. Pasa luego esa galletita por el azúcar extra.
5. Coloca las galletitas en la bandeja de hornear y ponlas al horno por unos 12 minutos. Deja enfriar.
6. Cuando estén frías, usando el glaseado y la punta o boquilla fina, dibuja los ojos, esqueletos y las decoraciones que quieras.
3. Cupcakes ¡de miedo!
Aquí tienes la opción de lucirte como repostera o ahorrar tiempo y esfuerzo comprando los cupcakes ya hechos. Solamente tendrás que decorarlos.
Ingredientes (para unos 12 cupcakes)
1 1/3 de taza de harina
1 cdta. de cacao en polvo
¾ de cdta. de polvo de hornear
¼ de cdta. de soda de hornear
¼ de cdta. de sal
1 barra de mantequilla sin sal, suave
¾ de taza de azúcar granulado
2 huevos grandes
1 cdta. de extracto de vainilla
½ taza de crema de leche
12 moldecitos de papel encerado (para cupcakes, se encuentran en la sección de repostería de tu supermercado)
Glaseado y decoraciones a gusto
Preparación
1. Precalienta el horno a 350º F. Forra un molde para cupcakes o muffins con los moldecitos de papel.
2. Añade el cacao en polvo a la harina antes de cernirla. En un tazón pequeño, cierne la harina, el polvo y la soda de hornear, y la sal.
3. En otro tazón bate la mantequilla hasta que quede cremosa. Gradualmente,  incorpora el azúcar granulado. Bate durante 2 minutos hasta que se espume. Agrega los huevos, uno a la vez y luego, la vainilla. Agrega, alternando, porciones de mezcla de harina y la crema, batiendo hasta que la mezcla quede cremosa.
4. Vierte la masa en las porciones del molde.
5. Hornea de 19 a 20 minutos. Deja enfriar.
6. Cuando se enfríen, saca los moldecitos y decora a gusto con glaseado y las decoraciones a gusto.

4. Manzanas acarameladas
Son divertidas, fáciles de preparar ¡y deliciosas! Seguro que los chicos se animarán a ayudarte.
Ingredientes
1 caja de 1 lb. de azúcar moreno
1 taza (2 barritas) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1 lata de 14 onzas de leche condensada
2/3 de taza de sirope de maíz oscuro
1/3 de taza de sirope de arce puro
1 cdta. de melaza (oscura)
¼ de cdta. de sal
½ cdta. de extracto de vainilla
12 manzanas medianas
12 palillos de madera (como las paletitas de helado)
Decoraciones a gusto (nueces picaditas, mini M&M´s, etc.). Se encuentran en la sección de repostería de tu supermercado
1 termómetro de repostería para medir la temperatura del caramelo
1 rectángulo de espuma de poliestireno (styrofoam) para insertar las manzanas
Preparación
1. En una olla de fondo grueso, combina el azúcar, la mantequilla, la leche condensada, los siropes, la melaza y la sal. Mezcla con una cuchara de madera a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva. Trata de que no queden grumos. Raspa los bordes de la olla para que no se incruste azúcar.
2.  Con una presilla de metal, sujeta el termómetro a la olla y deja cocinar el caramelo a punto de ebullición hasta que el termómetro llegue a los 236º F, revolviendo constantemente con la espátula. Con cuidado, vierte el caramelo a un recipiente metálico y deja enfriar.  Cuando el caramelo llegue a los 200º F, es el momento de sumergir las manzanas.
3. Mientras el caramelo se cocina, inserta los palillos en la base de cada manzana.
4. Cuando el caramelo se haya enfriado, sumerge las manzanas, una a la vez, sujetándolas por el palillo. Saca la manzana y deja que el exceso de caramelo gotee.
5. Inserta las manzanas en el poliestireno a secar.  Ponlas a enfriar en el refrigerador al menos 15 minutos para que el glaseado se endurezca.
6. Cuando esté firme, presiona las decoraciones a gusto..



5. Fantasmas y murciélagos bien dulces
Claro, son galletitas de azúcar, pero tú las conviertes en figuras alegóricas de la estación. Para decorarlas, usa glaseado negro y blanco que se esparce con una espátula. Los ojitos se hacen con glaseado de color contrastante o con grageas de colores.
Ingredientes (para 2 docenas)
3 ¼ de tazas de harina cernida
½ cdta. de sal
1 cdta. de polvo de hornear
1 taza de mantequilla sin sal
1 ½ tazas de azúcar
1 huevo
1 cdta. de extracto de vainilla
½ cdta. de cáscara rallada de limón
Moldes en forma de murciélago o fantasmas (o cualquier otra figura de Halloween)
Preparación
1. Cierne todos los ingredientes secos.
2. En el tazón de la batidora, bate la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa. Incorpora los huevos y luego, la harina. A velocidad mediana sigue batiendo otros 2 minutos. Agrega la vainilla y la ralladura de limón. Sigue batiendo hasta que se forma una bola pareja. Cúbrela con papel plástico de cocina y refrigera durante 1 hora, por lo menos.
3. Precalienta el horno a 325º F.  Cubre con harina la meseta de la cocina o una tabla para trabajar la masa. Con el rodillo extiéndela a 1/8 de pulgada.  Corta la masa con los moldes (o córtala tú con un cuchillo) y colócalas sobre la bandeja de hornear.
4. Pon al horno de 12 a 15 minutos o hasta que las orillas se doren.
5. Saca del horno, deja enfriar y cúbrelas con glaseado (blanco o negro, según las figuras y los detalles).
6. Luego guárdalas en un recipiente hermético hasta el día de la fiesta..

6. La calabaza de chocolate
Esta puede ser tu “obra maestra” y usarla como centro de mesa ¡hasta que llegue el postre!  Para dar forma de calabaza, se necesitan dos moldes redondos y hondos. Para facilitarte el trabajo, usa una mezcla de paquete con sabor a chocolate (revisa las opciones en tu supermercado).
Ingredientes:
1 paquete/caja de masa para pastel de chocolate
Sirope de chocolate o jalea de frambuesa para el centro
Glaseado de color amarillo (o a gusto)
Barquillos de azúcar para imitar el tallo
Glaseado verde para las hojas (busca en la sección de repostería de tu supermercado. Ya vienen listos para usar)
2 moldes redondos y hondos
Preparación:
1. Prepara la mezcla siguiendo las instrucciones del envase.
2. Viértela en los dos moldes y hornea de acuerdo a las indicaciones del envase.
3. Cuando la masa de pastel se enfríe, sácala de los moldes. Vierte el sirope o la jale en una de las mitades y cubre con la otra.
4. Usa el barquillo para imitar el tallo y con el glaseado verde y una boquilla fina, dibuja las hojas y los tallitos a gusto.
5. Colócalo sobre el pastel y la calabaza está lista.










0 comentarios :

Publicar un comentario