sábado, 27 de octubre de 2012

de donde surge el Halloween, el terror más festivo




La fiesta de Halloween en el mundo anglosajón ha convertido el miedo en fiesta y disfraces y los sustos en risas y caramelos al grito de "truco o trato".

Distintas culturas han confluido para dar como resultado al popurrí que hoy conocemos como Halloween; una fiesta susceptible de ser moldeada cada año en función de las modas pasajeras. Una fiesta en constante renovación. Lo que comenzó como una celebración del fin de año celta ha terminado por convertirse en una excusa más para disfrazarse y festejar.
Si paseando por la noche de repente se cruza con brujas, fantasmas, duendes o vampiros no crea que ha descendido al inframundo, lo que se celebra es el Día de Halloween. Una práctica cada vez más arraigada en los países occidentales por su carácter festivo y jovial, pero sabemos realmente de dónde viene esta tradición.
Como toda buena historia de miedo empezaremos desde el principio que casualmente tiene su origen en una oscura noche del 31 de octubre. Ese día los celtas celebraban el Samhain, que deriva del irlandés antiguo y significa fin del verano que además coincidía con su fin de año. A partir de esa fecha comenzaban a oscurecerse los días.
Los celtas pensaban que a la llegada del Samhain la línea que une el Mundo de los Muertos con el Mundo de los Vivos se estrechaba permitiendo a los espíritus abandonar el cementerio. Las casas eran adornadas con símbolos que les causaran miedo a los espíritus y evitar así que les molestaran. Además se dejaba comida en la puerta con el fin de complacerles, porque de lo contrario se creía que sufrirían la venganza de los espíritus.
El origen de esta fiesta es pagano y su supervivencia se vio amenazada con la llegada de los cristianos a todo el territorio celta. La Iglesia Católica no la aceptaba y fue el Papa Gregorio III, en el año 741, quien decidió trasladar el Día de Todos los Santos, establecido por la Iglesia el 13 de mayo para honrar a la Virgen y a los Santos Mártires del cristianismo, al 1 de noviembre, dándole así un carácter religioso a la celebración.
Dada su importancia, se consideró necesaria una vigilia para preparar la fiesta, que tenía lugar el 31 de octubre la antigua "Noche de los Espíritus" para los celtas. A este día se le llamó All Hallow´s Eve (Víspera de Todos los Santos) y que con el paso del tiempo derivó en lo que conocemos hoy en día como "Halloween".

0 comentarios :

Publicar un comentario